martes, 23 julio, 2024

NBNN RADIO EN VIVO

Todo aquel que ha sufrido alguna vez insomnio sabe de sobra lo molesto que es dar vueltas en la cama sin lograr entrar en el mundo de los sueños. No se sabe cuánta gente del mundo sufre esa condición (aunque las estimaciones oscilan entre el 10 y el 60% de la población), pero se sabe que está relacionado con varios problemas de salud a largo plazo. Dormir es un placer y, no hacerlo bien, una condena.

Un nuevo estudio al respecto ha llegado a la conclusión de que los insomnes a veces empeoran su insomnio sin darse cuenta, con un comportamiento muy sencillo: mirando la hora. Según informa ‘Science Alert’, esto agrava este problema, aumentando la frustración y conduciendo a un mayor uso de somníferos. La razón es que se da una especie de retroalimentación negativa, pues el comportamiento del control del tiempo (como se lo llama) empeora el insomnio y lleva a su vez a mirar más el reloj.
A las personas les preocupa no dormir lo suficiente, entonces comienzan a estimar cuánto tiempo les llevará dormirse y cuándo tienen que levantarse. Esto no es algo que ayude a conciliar el sueño de ninguna manera, pues cuanto más estresados estés, más difícil te resultará dormirte.
A las personas les preocupa no dormir lo suficiente, entonces comienzan a estimar cuánto tiempo les llevará dormirse y cuándo tienen que levantarse. Esto no es algo que ayude a conciliar el sueño de ninguna manera, pues cuanto más estresados estés, más difícil te resultará dormirte.
Para sacar tales conclusiones, el equipo analizó datos específicos del sueño de 4886 pacientes que completaron un cuestionario en un centro médico del sueño en Arizona: la gravedad de su insomnio, el tiempo dedicado a monitorear su comportamiento mientras intentaban dormir y el uso de medicamentos para dormir de venta libre y recetados. Luego, el equipo utilizó análisis de mediación, donde las variables se comparan estadísticamente entre sí para encontrar una relación. Aquí, el insomnio es la causa, el uso de medicamentos para dormir es el resultado y la observación del reloj es el «mediador» sospechoso en las tres variables.

En los datos se descubrió una fuerte conexión entre los tres factores. Aquellos con insomnio y condiciones psiquiátricas asociadas informaron más vigilancia del reloj y mayor uso de somníferos. Es una evidencia bastante sustancial que mirar el reloj lleva a tomar somníferos, porque la frustración resultante empeora el insomnio.

Además, la frustración por no poder dormir, anotaron los investigadores, es igual de importante cuando se trata de lidiar con el insomnio. Los investigadores recomendaron terapias específicas (reestructuración cognitiva o tratamiento del procesamiento emocional) para aliviar aún más la frustración y, por lo tanto, aliviar aún más el uso de medicamentos para dormir.

De sobra sabemos que los medicamentos para dormir, aunque pueden ayudar en momentos puntuales, no son la panacea y reducen su efecto con el paso del tiempo. Por ello mismo, todo lo que pueda hacerse para mejorar los problemas para dormir siempre es bienvenido. Y si pasa por no mirar la hora, pues así sea. Los investigadores sugieren que podría ser útil tomar medidas para eliminar la tentación de verificar el tiempo. Deja el reloj en otra mesa, aparta el teléfono… lo que sea para luchar contra una tentación que no ayuda en absoluto.