miércoles, 7 diciembre, 2022

NBNN RADIO EN VIVO

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, le respondió este viernes a la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien en un acto en La Plata reconoció que hay un «problema» con la inseguridad y planteó que las fuerzas sean parte de la solución, pero «respondan realmente a las autoridades civiles».

«En las fuerzas de seguridad las decisiones las toma un civil que soy yo y los profesionales las ejecutan porque para eso estudiaron para ser policías», le contestó el funcionario nacional en diálogo con Radio 10.

En esa línea, el ministro de Seguridad precisó: «Me siento muy tranquilo porque sé lo que estamos haciendo, que lo hice con Néstor Kirchner, lo hice con Cristina y lo estamos haciendo en este momento».

La aclaración de Aníbal Fernández llegó a menos de 24 horas de que la vicepresidenta planteó que era necesario terminar «con el debate berreta de la mano dura», al encabezar un acto en el Estadio Único de La Plata por el Día de la Militancia Peronista.

«Hay que terminar con debates absurdos porque la democracia tiene una deuda en materia de seguridad de la vida de los habitantes. Ningún partido político lo ha podido solucionar. Por favor terminemos con ese debate berreta de la mano dura que además es muy cínico y mentiroso«, apuntó la exmandataria

Consultado sobre el pedido de la vicepresidenta de terminar con el debate berreta de la mano dura, respondió: «Coincido. Me hago cargo de los 14 meses que estamos en el Gobierno, no hemos tenido una sola denuncia por violencia institucional».

«No tenemos esa visión y si hay que actuar se actúa, pero manteniendo la misma visión y postura», agregó el ministro de Seguridad de la Nación.

Al opinar acerca del discurso que realizó Cristina Kirchner en La Plata, Aníbal Fernández consideró que «se plantearon cosas importantes» y precisó: «Yo nunca he ocultado el cariño ni el amor que siento por Cristina, es mi familia. Yo vengo de ahí y no me pienso ir. Eso no significa que diga ‘amén’ a todo, pero sí coincido con la mayoría de las cosas».

Por último, el funcionario nacional apuntó contra la oposición: «La Argentina no tiene dirigentes de esas característica. Cristina, el Presidente y cuántos más…Me animo a decir que (la vicepresidenta) no va a encontrar a nadie que diga ‘me animo a sentarme a debatir en esa mesa’, porque las experiencias nos muestran que las discusiones se dan para sacar ventaja».