jueves, 13 junio, 2024

NBNN RADIO EN VIVO

Un restaurante español pagó recientemente 30.000 euros por un trozo de queso artesano de 2,2 kg, estableciendo así un nuevo récord mundial del trozo de queso más caro.

Todos los años, en la última semana de agosto, la localidad de Las Arenas de Cabrales organiza un concurso en el que se subastan las mejores piezas de queso de Cabrales al mejor postor.

Este año, el restaurante ovetense Llagar de Colloto pagó la friolera de 30.000 euros por una pieza de queso de Cabrales elaborada artesanalmente con leche de vaca y cabra y madurada durante varios meses en una cueva de los Picos de Europa. Elaborado por la quesería Los Puertos de Poo de Cabrales, la pieza de 2,2 kilos fue seleccionada por el jurado como el mejor de los quesos de quince productores que participaron en el concurso y fue el más codiciado en la subasta posterior.

«Sabíamos que teníamos un buen queso, pero también que es muy difícil ganar», afirmó Guillermo Pendás Bada, elaborador del queso ganador, que maduró durante diez meses en una cueva a 1.500 metros de altitud.

Curiosamente, el Llagar de Colloto lleva unos años pujando más que nadie por la mejor pieza de queso de Cabrales. En 2018, este restaurante pagó 14.300 euros por la pieza ganadora del concurso y, un año después, desembolsó 20.500 euros por el queso mejor valorado. Ahora, ha vuelto a gastarse una fortuna en la pieza de Cabrales y, de paso, ha batido un récord mundial.

El Cabrales es un queso natural elaborado artesanalmente a partir de leche cruda de vaca o de una mezcla de dos o tres tipos de leche -vaca, oveja y cabra- que madura en cuevas naturales de los Picos de Europa durante varios meses. Las condiciones de humedad favorecen el desarrollo de mohos similares a la penicilina que le confieren sus características vetas y manchas de color azul verdoso.

El queso de Cabrales se ha hecho cada vez más popular tanto en España como en el extranjero, con 66.226 kilos vendidos el año pasado sólo en la Unión Europea.