jueves, 29 septiembre, 2022

NBNN RADIO EN VIVO

El Gobierno anunció hoy finalmente cómo se aplicará la reducción o quita de subsidios a usuarios de electricidad, gas y agua, con el objetivo de reducir el déficit fiscal, que para los hogares más afectados representará fuertes aumentos en los distintos servicios. Para quienes pierdan el subsidio al gas, el aumento será del 167%.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, indicó que «el aumento promedio en materia de energía va a estar alrededor, sumando energía eléctrica y gas, de 1.300 pesos; pero todo depende del consumo». Para dar ese estimado, el Gobierno tomó como base -en el caso de la electricidad- un ejemplo de consumo de 300 kWh mensuales, que arrojó aumentos cercanos a los $800 por factura. Al detallar la quita de subsidios en el gas, el Gobierno presentó un ejemplo de una «factura promedio ponderada», que en el nivel 3 pasaba de 1.650 pesos en junio a 2.146 pesos en enero. Este ejemplo se hizo en base a facturas y consumos promedio a nivel nacional.

Desde septiembre, un total de 270 mil hogares perderán todos los subsidios al gas; y unos 400 mil los de la electricidad. En tanto, unos 450 mil se quedarán sin beneficios en la tarifa de agua desde noviembre. Solo 15% del universo de hogares que tiene AYSA (3 millones y medio), será afectado inicialmente por la eliminación del subsidio, pero en marzo de 2023 terminará alcanzando a todos, según se indicó.

La Secretaría de Energía dijo que la política de segmentación tarifaria «se enmarca en el uso eficiente del recurso por parte de los usuarios de energía eléctrica y gas natural».

Y señaló que «se apunta a que los subsidios lleguen a quienes realmente los necesitan».

«La cantidad de gas demandada por los hogares no se encuentra relacionada con el nivel de ingresos y se vincula directamente con condiciones climáticas, cantidad de participantes del hogar, características constructivas de la vivienda y la eficiencia de los equipos domésticos», indicó el informe gubernamental.

Señaló que «el consumo de gas por redes en los hogares ubicados las regiones más frías del país duplica al de regiones templadas». 

En el caso de la electricidad, un total de 399.156 usuarios perderán la totalidad de los subsidios.

Mientras tanto, en el caso del agua, los usuarios del nivel alto sufrirán una quita total del subsidio desde el 1 de noviembre.

Unos 3,5 millones de usuarios de agua perderán la totalidad de los subsidios a partir de noviembre.

La gente paga por litro de agua el 30% de lo que cuesta potabilizarla. El Estado cubre 70 % del servicio y 30% lo cubre la empresa con ingreso de recaudación.

Fuente: NA.