lunes, 15 abril, 2024

NBNN RADIO EN VIVO

El Gobierno dispuso la intervención administrativa de la empresa Edesur por un plazo de 180 días, luego de los cortes de servicio prolongados durante las últimas semanas de ola de calor.

El ministro de Economía, Sergio Massa, designó al intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi como interventor de la compañía, aunque el Poder Ejecutivo no tomará control operativo de la compañía, pero sí tendrá poder de monitoreo de su plan de inversiones y de la prestación de servicio.

En el Ministerio de Economía aseguraron que esta acción administrativa “no afectará los derechos de los accionistas” y que eso despeja riesgos de que la controladora ENEL pueda recurrir al tribunal del CIADI para reclamarle al Gobierno nacional por incumplimiento de contrato.

“Quiero dejar en claro que no se afecta el contrato de concesión, pero el Estado va a llevar adelante la fiscalización del servicio”, dijo Massa.  Y añadió que “La inminente decisión de Enel [la controlante mayoritaria de Edesur] de poner en venta la compañía, aparece de alguna manera como una situación que genera incertdumbre respecto a la prestación del servicio”, afirmó Massa en la conferencia de prensa. Y añadió que el desembarco en la empresa, por 180 días, es “a los efectos de fiscalización de obras y de la mejora en el servicio que debe tener la empresa”. “Entendemos que situaciones como la que nos tocó vivir a miles de argentinos no se puede tolerar más. Se ha procedido a efectuar una denuncia por abandono de persona y administración fraudulenta; junto con la prohibición de salida del país a quienes llevan adelante la compañía”.

El ministro mencionó, además, la posibilidad de instrumentar una sanción económica para la compañía: “Hemos tomado la decisión de ejecutar los 2700 millones de pesos de sentencia como devolución a todos los usuarios de servicios. No se afecta el contrato de concesión, pero el Estado va a llevar adelante la fiscalización de cumplimiento de contrato”, precisó.

Y justificó la decisión del Gobierno: “Ver comercios teniendo que tirar mercadería; hogares sin luz y sin agua fueron las imágenes que marcaron la agenda de los últimos quince días de la Argentina, sobre todo del AMBA”, explicó. “En este sentido, la inminente decisión de ENEL de poner en venta la compañía Edesur aparece de alguna manera como una situación que genera incertidumbre respecto a la prestación del servicio”.

Para Massa, con la intervención “no se afecta el contrato de concesión, pero el Estado va a llevar adelante la fiscalización efectiva de cumplimiento de contrato porque no podemos permititr que el servicio público que debe garantizar la prestación de un servicio que hoy es básico se vea afectado por incumplimiento de las empresas”.