jueves, 13 junio, 2024

NBNN RADIO EN VIVO

Los dos ministros que Javier Milei eligió para reencauzar las relaciones con los partidos políticos dialoguistas recibieron esta tarde a todos los representantes de las provincias en la Casa Rosada, que cumplieron con asistencia perfecta a pesar de las resistencias que habían mostrado los kirchneristas. El Gobierno les ofreció a los gobernadores aumentar la recaudación a través de la restitución y modificación del Impuesto a las Ganancias, pero varios mandatarios mostraron disidencias y no hubo acuerdo.
El objetivo principal del Gobierno es aprobar sin dilaciones, sobre todo, las privatizaciones de empresas públicas y las facultades extraordinarias para el Ejecutivo. Durante casi cuatro horas, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos, escucharon los reclamos de los distritos, y les plantearon como propuesta principal la restitución de la cuarta categoría de Ganancias, que implicaría un incremento de los ingresos coparticipables, a cambio de apoyo legislativo a la versión “con acuerdo” de la ley Ómnibus.

El Gobierno les dijo que aspira a que la suma de ingresos anuales de todos los distritos llegue a los 6 mil millones de dólares, según revelaron protagonistas del encuentro, por lo bajo. Pero Francos fue bastante menos específico al resumir la conversación: “Les presentamos a los gobernadores la versión de la Ley Bases sobre la que había consensos. Decidimos avanzar con todos esos aspectos que tienen consenso parlamentario: declaración de emergencias, facultades delegadas y protección a las grandes inversiones y régimen hidrocarburífero. La mayoría de los gobernadores estuvo a favor”, deslizó el ministro, con optimismo, sin mencionar las desregulaciones ni la reforma del Estado, que completan la lista de prioridades que habían planteado como indiscutibles los libertarios.

Sin embargo, durante el encuentro hubo disidencias de parte de los gobernadores kirchneristas, especialmente el bonaerense Axel Kicillof, que comanda la tropa más distante del oficialismo. Según pudo reconstruir Infobae, las manifestaciones de molestia apuntaron a la insuficiencia de la propuesta sobre Ganancias, y a la reticencia del Gobierno para restituir los fondos docentes y para el transporte que les recortó el titular de Hacienda, Luis Caputo, para compensar la caída de la ley Bases. “No están dentro de las competencias nacionales”, justificó Francos al terminar la reunión, en referencia al Fondo del Incentivo Docente (Fonid) y del Fondo Compensador del Transporte de los que se hicieron cargo recientemente los Ejecutivos provinciales.

Frente a la inconformidad con la propuesta impositiva, el Gobierno se vio obligado a programar una serie de reuniones entre los ministros de Economía de las provincias y la Nación, probablemente a partir de la semana que viene, para discutir la letra fina de las medidas económicas. También se generarán comisiones entre el propio Francos y los titulares de las carteras políticas de los distritos para tratar los temas políticos de los 10 puntos que establece el denominado “Pacto de 25 de Mayo” que presentó Milei en la Asamblea Legislativa.

Desde la Presidencia puntualizaron a través de las redes oficiales los ejes de la oferta concreta: una moratoria impositiva, la modificación a los impuestos internos al tabaco, y la eliminación del impuesto a la ransferencia de inmuebles de personas físicas y sucesiones indivisas. Y, con mayor vaguedad aún, se mostraron dispuestos a “conversar acerca de cambios” en la ley de Ingresos Personales, la eliminación de “ciertas exenciones” que aplican sobre la misma, y la modificación del monotributo, “aumentando las escalas de montos de facturación y de las cuotas fiscales”. Por último, propusieron el impulso del Régimen de Transparencia Fiscal al Consumidor.