lunes, 15 abril, 2024

NBNN RADIO EN VIVO

La simbología es un fenómeno muy poderoso y permite que diferentes símbolos, colores o frases perduren con el paso de los siglos. Si vemos una bandera blanca, sabemos que es un símbolo de rendición. Si vemos una cruz roja, sabemos que hay un hospital cerca, si es de color verde, se trata de una farmacia. Si vemos un poste rojo, azul y blanco, nos indica que hay una barbería o peluquería.

Pero pocas veces nos cuestionamos el origen de estos símbolos, que parecen intrínsecos de nuestras culturas. Incluso podríamos decir que siempre han estado ahí y sería difícil rebatirlo. Este es el caso del poste de las barberías, que se usa a nivel mundial, es casi hipnotizante cuando giran, pero nadie se pregunta de dónde viene.

Por fortuna, desde el Canal Historia nos resuelven este misterio. Para entenderlo, debemos ir atrás en la historia. Alrededor del siglo XII, los barberos eran mucho más que personas que cortaban cabellos y afeitaban barbas, si no que también realizaban sangrías, al igual que los clérigos. Se trataba de un procedimiento “que consiste en abrir una vena y permitir que la sangre drene” con el objetivo de tratar diferentes dolencias como dolores de garganta o incluso la peste.

Los barberos eran también cirujanos

Sin embargo, por órdenes del Papa Alejandro III, en 1163 se prohibió que los clérigos llevasen a cabo estas sangrías, así que quedó como un servicio exclusivo de barberos y peluqueros. Los médicos estaban encantados con esto, ya que consideraban que una sangría era un procedimiento demasiado simplón para hacerlo ellos mismos, y relegaban esta responsabilidad a los barberos.

A raíz de esto, los barberos comenzaron a acaparar ciertas competencias médicas, como sacar dientes, colocar huesos y curar heridas. ¿Y qué tiene que ver esto con los colores rojo, blanco y azul? Se dice que estos postes de barberías y peluquerías se comenzaron a emplear para simbolizar los diferentes servicios que en esos locales se prestaban. Así, el rojo era para representar las sangrías. El blanco para representar los torniquetes y las vendas de las heridas, y el azul simboliza, o bien las venas de una persona o bien un guiño a la bandera de Estados Unidos.

En su momento, los postes de las barberías eran más rudimentarios y consistían en pañuelos de esos tres colores anudados a un asta de madera. Por fortuna, a mediados del siglo XVI, los peluqueros dejaron de realizar cirugías. La sangría desapareció como procedimiento sanador a mediados del siglo XIX y los barberos quedaron relegados a sus labores actuales, cortar cabello y afeitar barbas.