jueves, 13 junio, 2024

NBNN RADIO EN VIVO

A horas del inicio de la veda electoral, el candidato a Presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, dedicó los últimos minutos de la noche de este jueves a dar una última entrevista de cara al balotaje del próximo domingo.
El ministro se presentó en los estudios de la Televisión Pública, luego que la diputada nacional electa y referente de La Libertad Avanza, Lilia Lemoine, afirmara que los medios estatales serán privatizados en un eventual gobierno de Javier Milei.

Tras una agitada y extensa campaña, Massa reconoció que “la gente no quiere saber más nada, quiere ir a votar, que termine esto y empiece la solución de los problemas”. Según estiman en ambos frentes, se prevé que la segunda vuelta se defina con un resultado muy ajustado. Por eso, el postulante del oficialismo se dirigió a aquellos electores que aún no tienen definido su voto, quienes aún “se hacen la pregunta de por qué el 10 de diciembre sería distinto”. En este marco, señaló que de asumir él será quien decida “todas las políticas”; aseguró que hay cosas que las haría “distinta” a la actual administración e insistió con ir hacia “un acuerdo de unidad nacional”: “Voy a convocar a los mejores, no voy a pedir carnet de afiliación. Vamos a ir a un cambio de agenda institucional”.

Al respecto, reiteró que la Oficina Anticorrupción será conducida por un dirigente opositor, al igual que “la mitad del directorio del Banco Central”. Para Massa, repartir de esta forma la administración “te obliga a desarrollar políticas de estado”. “Si vamos a ir a un esquema de buscar financiamiento externo para llevar adelante obras y no para pagar fuga de capitales, lo tenemos que hacer sobre un programa monetario y fiscal serio y que se respete”, ejemplificó en el caso del BCRA y remarcó que “la oposición tendrá la tarea de controlar lo que nos comprometemos para que se cumpla”.

De esta forma buscó polarizar con Milei a casi 48 horas del inicio de las elecciones. Señaló que “las ideas” del economista libertario como “la venta de armas y de órganos, el cierre del Banco Central y la dolarización, para muchos argentinos representan un salto al vacío”. “Pero también tienen desconfianza de nosotros, nos tenemos que hacer cargo. La mejor forma de romper esa desconfianza es incluyendo a la oposición”, admitió.

“Si es un gobierno de unidad nacional con 10 políticas de estado definidas no es que uno es opositor y otro oficialista. Son 15, 20 tipos empujando para el mismo lado dos años hasta que encaminemos la Argentina, después cada uno puede preservar su identidad político-partidaria. La etapa que viene necesita de un gran acuerdo con todos. Hay que enterrar definitivamente la grieta”, enfatizó.

Massa también respondió al respecto de las denuncias de posible fraude que viene alertando Milei y La Libertad Avanza: “Desde el ‘83 venimos votando y la verdad, nos puede gustar más o menos el sistema, pero hasta acá no hemos tenido problemas. En las PASO ganó uno, en la general el otro”. “Lo que no entiendo es por qué no atacaron al sistema en la PASO cuando Bullrich le ganó a Larreta y Milei ganó la elección. Parece que cuando conviene el sistema sirve y cuando no conviene el sistema no sirve. La mayoría de los gobernadores electos, del oficialismo y de la oposición, no plantean esas cosas”, agregó.

En este sentido, se refirió a los gestos y actitudes violentes provenientes del espacio libertario y recordó que “hace dos semanas la jueza Servini ordenó la ampliación de toda la seguridad de mi familia por amenazas telefónicas y en redes sociales”. “Esa idea de que si gano festejo y si pierdo denuncio no funciona en un sistema democrático”, expresó.

Consultado sobre el rol de Cristina Kirchner en su eventual gobierno, el ministro señaló que escucha opiniones “de todo el mundo”, pero las decisiones corren por su cuenta. “Eso de decir o creer que Cristina me puede manejar es no conocerme. Tengo personalidad. Por supuesto que son opiniones relevantes”, aclaró.

Para no repetir la fallida experiencia del Frente de Todos, Massa planteó que “las diferencias se dirimirán puertas adentro” y “se construye vertical, no transversalmente. “Escucho a todos, pero las decisiones las tomo yo. Creo que todos lo tienen claro”, insistió.

El miércoles el postulante de UxP adelantó que de triunfar en el balotaje el lunes o martes anunciará a su ministro de Economía. Anoche dijo que tiene “más o menos definido” a su potencial jefe de Gabinete. No dio nombres, pero resaltó que “más que la confianza”, mide “la eficiencia, la capacidad de trabajo y resultados, la capacidad de gestión”. “Me gusta la gente que trabaja mucho y sueña con transformar este país”, agregó. Y destacó que “en esta etapa que viene” el Ministerio de Producción y el de Relaciones Exteriores tendrán más relevancia que el Palacio de Hacienda. “Vamos a hacer un diseño más compacto y ágil de los ministerios”, anticipó.