lunes, 15 abril, 2024

NBNN RADIO EN VIVO

Muchas soluciones se debaten en estos días entre los equipos económicos de los candidatos a presidente, todas tienen el mismo objetivo: sacar al país de la crisis económica. Algunas esbozadas por el oficialismo, otras por la oposición más extrema; sin embargo, Martín Redrado considera que algunas no funcionarán: “Ni controlar precios a través de camioneros, ni dolarizar son soluciones concretas. Los dos extremos se terminan pareciendo”.

Tras una jornada financiera marcada por los controles al dólar, el ex presidente del Banco Central explicó por qué ninguna de las dos alternativas puede sacar al país adelante y dar fin a la creciente inflación: “La naturaleza del problema es fiscal, si uno ataca con controles de precios o dolarización está atacando las consecuencias. Las causas son un problema fiscal y proponemos una solución de 3 vectores: déficit 0, emisión 0 y tipo de cambio único, respaldado por leyes”.

Entre los problemas que llevaron al país a esta circunstancia, Redrado subrayó a los subsidios del sector público como una de las problemáticas y detalló cómo los redirigiría para que se vuelvan más efectivos. “Más de dos tercios del déficit que tiene el país, de la falta de financiamiento que tiene el sector público, se debe a subsidios. Y en algunos casos hay corrupción. Si miramos de acá a diciembre vamos a estar a los tumbos. Es una gran truchada subsidiar a las empresas, no hay que hacerlo, hay que subsidiar a las personas que lo necesiten. Subsidiemos la demanda de aquellos que tienen bajos ingresos. Que vaya la plata a aquellos que tienen ingresos menores y el resto paguemos lo que corresponde, pero no le demos a las empresas, es una base para que haya corrupción”, afirmó en el programa Somos Buenos, al aire de TodoNoticias.

“Argentina en su fase económica está caminando por una delgada cornisa y cualquier viento nos puede hacer caer en mayor inflación o la tensión cambiaria. A fin de año comienza una nueva etapa con soluciones cornetas para lo que viene en la Argentina. Estamos subiendo en inflación de escalón por escalón y no hay ninguna política anti inflacionaria, los precios justos, trabajar sobre las consecuencias y no las causas, hay mayor emisión monetaria. No hay ningún anclaje de precios”, analizó.

En ese sentido, Redrado resaltó la posición económica de Argentina a nivel internacional y explicó cómo será su plan económico, en caso de que Juntos por el Cambio gane las elecciones: “Somos de los 10 países que más pobreza tiene en el mundo y en inflación estamos en el podio. Todo lo que hace a la calidad de vida de los argentinos se deterioró producto de esta improvisación. Es posible resolverlo. Un plan significa un grupo de 6 letras, una para estabilizar la moneda, ordenar el sector público, otra para generar una simplificación y modernización impositiva y laboral, otra para impulsar las exportaciones, otra para hacer las infraestructuras que Argentina necesita y otra que impulse la energía y la minería, que van a ser uno de los motores que van a sacar a la argentina en el 2025″.

Cristina Kirchner

De cara a las elecciones, el economista opinó sobre el Frente de Todos y la cantidad de votos que podría conseguir: “El fracaso de este Gobierno va a significar que tengan muchos menos votos que en 2019. Es difícil que hoy el Frente de Todos supere el 30%. Cristina está rogando que lleguen al ballotage”.
Al mismo tiempo, Redrado apuntó contra la vicepresidente y recordó el duro cruce que ambos tuvieron cuando el economista se desempeñaba como presidente del Banco Central: “Para que no manotearan las reservas le dijimos, ‘señora las reservas no son suyas ni mías, estamos administrando 50 mil millones de dólares de los argentinos’, que lamentablemente cuando me fui los manotearon todos, se los llevaron y así nos quedamos. Tiene una visión muy ideológica de la economía, como se sabe ha estudiado leyes, ha aprendido economía ya cuando era presidenta, y ha encontrado en Kicillof la persona que más ideología tiene para mirar la economía. Uno puede discutir, me han tocado discusiones bastante álgidas, hubo dos Cristinas en materia de economía, una cuando estaba Néstor, que dependía mucho de sus ideas, y otra cuando fue la muerte de Néstor, que empezó a depender de Kicillof”.