NBNN RADIO EN VIVO

Una fuerte discusión estalló en la ciudad española de Logroño entre un padre y su hijo alcoholizado. El padre intentó convencer a su hijo de que estaba borracho y no podía manejar su auto BMW, pero el joven se negaba y le exigía al padre que le devolviera las llaves del coche.

Para evitar que el hijo manejara, el padre tomó una medida drástica: agarró un pico de construcción y causó importantes daños en todos los cristales, parte de la carrocería y en las ruedas, para tratar de inmovilizar el coche.

Al ver el estado en el que quedó el vehículo, el joven desistió de su idea de manejar y debió regresar a su casa en el auto de su padre.

Pero la noche les aguardaba una sorpresa: los vecinos habían llamado a la policía, que los detuvo mientras se marchaban en el otro auto.

Las autoridades primero se sorprendieron al enterarse que el auto era propiedad del hijo. Pero de todas maneras denunciaron al padre por daños y disturbios en la vía pública.