jueves, 29 septiembre, 2022

NBNN RADIO EN VIVO

El gobierno de la provincia de Buenos Aires activó la mesa de monitoreo salarial con gremios de la administración pública, docentes y judiciales para evaluar una mejora en los salarios correspondientes al mes de septiembre, ante la escalada inflacionaria que el propio gobernador bonaerense reconoció este martes durante una recorrida por el municipio de Dolores.

“Evidentemente los datos de inflación que hemos recibido no fueron buenos y desencajaron una paritaria que tenía como propósito, como mínimo, no perder con los precios”, asumió Axel Kicillof desde Dolores, donde llevó adelante algunas reuniones y recorridas junto al intendente Camilo Etchevarren (Juntos). En el gobierno bonaerense reconocen que la paritaria a toda la plana estatal (docentes, médicos, judiciales, administración pública) -cuya última revisión en el mes de mayo iba a terminar con un incremento final del 60% al mes de diciembre- deberá ser revisada, nuevamente, ante la suba inflacionaria.

Con ese propósito, representantes del ministerio de Trabajo bonaerense recibieron durante este martes -por separado- a dirigentes estatales, judiciales y docentes. Desde los gremios advirtieron queen el encuentro de este martes no hubo ningún ofrecimiento y que esa instancia se daría, en principio, en el próximo encuentro a realizarse. Será la semana que viene, según explicaron los gremios a Infobae. Del cónclave de este martes no participó la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec.

Por su parte, Kicillof, aseguró que “este año como mínimo nos comprometemos a empatarle a la inflación”. También describió que “cuando se aceleran los números”, hay “atraso”. Por ello, advirtió que “hay un compromiso nuestro de que el año no vamos a perder contra la inflación’’. La última medición de la inflación que arrojó el INDEC para el mes de julio fue de 7,4%, convirtiéndose en la cifra mensual más alta de los últimos 20 años.

Actualmente, entre la gestión de Kicillof y los gremios hay un compromiso político y buen diálogo que hace que la tensión no escale demasiado. Incluso, distintos gremios cuentan con funcionarios propios dentro del organigrama bonaerense.

El primer cierre paritario entre la provincia y los docentes se había rubricado en el mes de febrero y contemplaba un incremento cercano al 42% en tres tramos, mientras que el acuerdo con los trabajadores estatales y judiciales se cerró un mes después, con un incremento del 40%: 16 %, en marzo; 10 % en julio; y el tercero del 14%, en septiembre.

Pero en mayo, y también producto de la suba inflacionaria, el primer acuerdo tuvo que ser revisado. Entonces al incremento percibido del 16% en marzo, se le agregó una nueva cuota del 10% para el quinto mes del año, a cobrar en junio. Luego, se sostuvieron los aumentos de julio (10%), septiembre (14%) y se agregó una nueva suba del 10% para el mes de diciembre.