martes, 29 noviembre, 2022

NBNN RADIO EN VIVO

Desde siempre, los gatos buscan compartir la cama con las personas de la casa, sus compañeros de ruta, generando un debate que se transforma en la “grieta felina” de la actualidad, una práctica que cosecha partidarios y detractores.

Como toda conducta , y esta no es la excepción, produce ventajas y desventajas. Las personas que comparten su vida con gatos, como compañía, se dividen entre las que quieren y necesitan dormir con ellos en la misma cama y las que no, lo rechazan como conducta y quitan al animal de este lugar.

¿Cuál es la verdad, si es que la hay?

Los gatos seguramente preferirán, dormir junto a nosotros, los seres humanos con los que comparten la vida, al sentirse atraídos por la temperatura cálida de nuestro cuerpo, aportándole nuestra presencia seguridad y por supuesto comodidad.

La visión del gato, supuesta por nosotros, no condice muchas veces con los argumentos enfrentados del ser humano, ya que desde nuestro punto de vista la situación brinda ventajas y desventajas.

Las Ventajas del “colecho” con los gatos

Compartir el sueño, y en especial el lecho con los gatos produce varios beneficios emocionales:

– Brinda una mayor sensación de seguridad emocional y física. Esto ocurre a pesar de la notoria diferencia física en contra del animal con respecto a nosotros, pero su señorío y la hipotética capacidad defensiva transporta a nuestro inconsciente esa sensación real pero sin fundamentos.

– Disminuye el estrés y la ansiedad. El vínculo con el gato genera un proceso de descarga de nuestras angustias y sobre todo a través de compartir el lecho, alivia tensiones generando una sensación de bienestar.

 Intensifica los lazos de amistad con el animal, estrechando nuestra relación por el contacto físico más estrecho.

– Permite comenzar el día con mejor humor al relajarnos más y sumirnos en un mundo de bienestar durante el descanso.

– Los gatos que duermen con sus tutores, con quienes comparten la vida, resultan ser más cariñosos y demostrativos que los que no lo hacen.

Las Desventajas del “colecho” con los gatos

 Al ser animales nocturnos, pueden despertarnos en medio de la noche con sus movimientos o requerimientos alterando y deteriorando la rutina de nuestro descanso y sueño.

– El contacto estrecho puede contagiar enfermedades (pulgas, parásitos, etc.) si no tomamos las precauciones debidas.

– Cualquier gato de pelo corto o largo puede y suele soltar mucho pelo con las consecuencias alérgicas que esto puede ocasionar.